Guatemala cambiará su embajada en Israel a Jerusalén

La embajada de Guatemala en Israel se trasladará a Jerusalén, anunció el domingo el presidente del país Jimmy Morales.

Guatemala fue uno de los nueves países que respaldó a Estados Unidos para que se reconociera a Jerusalén como la capital de Israel. La Asamblea de Naciones Unidas condenó la decisión estadounidense en una resolución que contó con apoyo de una gran mayoría de los estados miembros de la ONU.

A través de su cuenta oficial de Facebook, Morales dijo que tras conservar con el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu, decidió girar instrucciones a la cancillería guatemalteca para mover la sede diplomática de Tel Aviv a Jerusalén.

Ningún otro país tiene su embajada para Israel en Jerusalén, aunque la República Checa ha dicho que está considerando tal medida.

Trump revirtió décadas de política estadounidense con su anuncio del 6 de diciembre de que estaba reconociendo a Jerusalén como la capital de Israel. Aunque Trump dijo que simplemente estaba reconociendo la realidad y no prejuzgando las negociaciones sobre las futuras fronteras de la ciudad, los palestinos vieron la movida como un acuerdo con Israel sobre el tema más delicado en el conflicto palestino-israelí.

Israel reclama a toda Jerusalén como su capital, mientras que los palestinos reclaman el sector oriental de la ciudad, que fue capturado por Israel en 1967 y alberga sitios sensibles judíos, musulmanes y cristianos. Muchos gobiernos han dicho durante mucho tiempo que el destino de Jerusalén debe resolverse mediante negociaciones.

El anuncio de Trump provocó semanas de enfrentamientos entre manifestantes palestinos y las fuerzas de seguridad israelíes que dejaron 12 palestinos muertos.

Netanyahu ha predicho que otros seguirán a los Estados Unidos. Ha realizado grandes esfuerzos para llegar a América Latina en los últimos años como parte de una campaña para contrarrestar el apoyo de larga data a los palestinos en las Naciones Unidas.

La resolución aprobada por la Asamblea General declaró “nula e inválida” la acción de los EE. UU. sobre Jerusalén. La votación 128-9 fue una victoria para los palestinos, pero no alcanzó el total que habían predicho. Treinta y cinco naciones se abstuvieron y 21 se mantuvieron alejadas de la votación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *